VIDA UNIVERSITARIA – FINAL

Estudiante de la Escuela Profesional de Ciencias de la Comunicación y ganadora del premio Cardenal Juan Landázuri Rickets 2017, comparte con nosotros su pasión por la fotografía.

La lectura constante, el deseo de contar historias y su afán por apoyar a quienes más lo necesitan, llevaron a Jeanet Salvador, alumna de IV ciclo de la Escuela Profesional de Ciencias de la Comunicación, a descubrir su vocación por las comunicaciones. Esta pasión la llevó a compenetrarse en actividades vinculadas a este fascinante mundo e ingresó a la USMP para consolidar sus habilidades.

En su paso por la universidad, ha formado parte del Taller de Fotografía, el Capítulo de Estudiantes PRSSA, USMP y DARSE, plataformas en la que ha desplegado todo su talento. En esta entrevista, comenta de su vinculación con el periodismo y las relaciones públicas, especialidades que ha vinculado para fortalecer su desarrollo profesional así como sus expectativas tras obtener el premio Cardenal Juan Landázuri Rickets 2017 en la categoría “Prensa escrita universitaria”, con el foto-reportaje “El amor de las hijas de la caridad”, trabajo publicado en el periódico Redacción de la USMP.

En el mes de noviembre, obtuviste el premio “Cardenal Juan Landázuri Rickets”, gracias al reportaje “El amor de las hijas de la caridad”, ¿por qué elegiste ese tema?

Como parte de las actividades del curso de fotografía, el profesor Óscar Chambi nos encomendó la elaboración de un proyecto fotográfico grupal en el que graficaríamos el tema de nuestra elección. Tras una larga conversación con mis compañeras, tomamos la decisión de retratar el día a día en diferentes asilos para ancianos, pues teníamos el deseo de sensibilizar a la ciudadanía con respecto a la triste realidad que vive este grupo de personas. Cada una eligió el albergue al que debía asistir y en medio de esa búsqueda llegué al asilo “Santa Luisa de Marillac”, ubicado en el distrito de Surquillo.

El trabajo me permitió conocer a diferentes personas que llegan a la vejez en condiciones infrahumanas, pero lo más doloroso era comprobar que muchos de ellos contaban con familiares que podían respaldarlos pero que preferían evadir la responsabilidad. El 20% de mi trabajo consistía en realizar las instantáneas, mientras que el 80% del tiempo me dedicaba a acompañar a los ancianos.

IMG_4702

2017. Jeanet Salvador recibe el Premio Nacional Cardenal Juan Landázuri Rickets de manos del Monseñor Salvador Piñeiro, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana. (Foto: Omar Alva)

¿En qué circunstancia lograste postular al premio Landázuri?

Los profesores del Área de Periodismo buscaban un proyecto que postulara al premio Landázuri en la categoría “Prensa escrita universitaria” y luego de observar los diferentes trabajos que se habían realizado durante el año, eligieron el mío, debido a que abordaba una temática de carácter humano. Tuve el privilegio de concursar con proyectos de otras universidades. El premio es un estímulo que me motiva a seguir aprendiendo y perfeccionándome.

¿Cuáles son los temas que prefieres mostrar a través de tus fotografías?

Me gusta retratar la realidad en la que vivimos. Además, siento gran emoción al saber que por medio de mis instantáneas tengo la posibilidad de contar historias concernientes a los acontecimientos que suceden en el Perú. En toda fotografía periodística, elementos como la composición o el color pasan a segundo plano, pues lo que necesitamos de esa imagen es que nos transmita la emoción del momento. Puedo señalar que la fotografía es el mejor vehículo para contar historias.

22770740_1088381571264888_2450352764897025080_o

Entrega y servicio. A través del foto-reportaje “El amor de las hijas de la caridad”, Jeanet Salvador retrató la vida cotidiana de un grupo de ancianos que viven en el asilo Santa Luisa de Marillac en Surquillo.

¿Qué factores te llevaron a profundizar en el mundo de las comunicaciones?

Antes de concluir quinto de secundaria, diferentes universidades nos presentaron sus planes académicos pero la USMP me impactó por su propuesta académica, su sólida malla curricular así como su infraestructura de primer nivel. Tras analizar las alternativas, tomé la decisión de ingresar a la facultad y desde ese momento empecé a escribir una nueva historia.

¿Tu visión de las comunicaciones cambió radicalmente en la USMP?

Claro que sí. Como la gran mayoría de estudiantes, pensaba que comunicaciones era sinónimo de periodismo, pero no es así. Al llegar a la universidad, cursé la materia de Fundamentos Teóricos de las Relaciones Públicas, que me permitieron comprender la importancia de la comunicación a nivel de las organizaciones con sus públicos. El principio filosófico de “hacerlo bien y hacerlo saber”, me motivó a duplicar mis esfuerzos y a descubrir habilidades que me permitirán acrecentar mi nivel profesional. Aunque deseo especializarme en periodismo, no puedo dejar de lado el importante aporte de esta rama de la carrera.

El proyecto te permitió descubrir tu pasión por la fotografía y al poco tiempo lograste ingresar al taller que promueve la FCCTP.

Al finalizar el tercer ciclo, tomé la decisión de ingresar al Taller de Fotografía, razón por la que empecé a capacitarme en el manejo de la cámara. El equipo de docentes nos brinda charlas de carácter técnico que complementamos con la práctica en el campo. Recuerdo que mi primera comisión fue en la Escuela de Oficiales de Chorrillos, donde tuve la suerte de compartir con reporteros gráficos de diferentes medios, quienes me narraban sus experiencias en diferentes partes del país. Luego de cada actividad que cubrimos, nos reunimos para seleccionar las mejores fotos y recibimos consejos para optimizar nuestro trabajo. El taller se asemeja a una escuela en la que cada día recibes nuevas enseñanzas y aprendes del talento de los compañeros.

También perteneces a la PRSSA, ¿qué rol has cumplido al interior del capítulo?

Ingresé a PRSSA en segundo ciclo tras un riguroso proceso de selección. Aunque no había llevado ningún curso vinculado a Relaciones Públicas, me preocupé por informarme al respecto, de manera que pudiera sustentar adecuadamente las razones por las que quería formar parte del capítulo y lo logré.

Se trata de un grupo de estudiantes que se preocupa por brindar lo mejor de sí a la comunidad sanmartiniana y cada actividad que organizan están destinadas a crear lazos de integración entre sus miembros como quedó demostrado en el Torneo PRSSA. Primero formé parte del equipo de Responsabilidad Social, área en la que trabajamos de la mano con DARSE, con la finalidad de promover la campaña navideña “Regala una sonrisa” mientras que en el área de eventos formé parte de la comisión encargada de la búsqueda de nuevos integrantes durante el 2017.

DSC_0503

2017. Como voluntaria de Darse, Salvador se ha preocupado por divulgar las acciones que promueven el reciclaje en la FCCTP. (Foto: Omar Huamán)

En paralelo a tu rol en PRSSA y el Taller de Fotografía has integrado el equipo de voluntarios de DARSE, ¿qué función has cumplido al interior de este grupo?

Cuando llegué a la FCCTP tomé conocimiento de la labor que cumple DARSE a través de acciones que promueven el reciclaje dentro de la facultad. Participar como voluntaria de este programa me ha permitido conocer el trabajo que realizan diferentes organizaciones en favor de personas con escasos recursos. Los colaboradores de DARSE se preocupan por nuestro crecimiento a todo nivel y esa es la razón que me motiva a seguir colaborando con ellos.

Te invitamos a descubrir el fotorreportaje “El amor de las hijas de la caridad” en el siguiente enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>